miércoles, mayo 01, 2013

Al final del camino siempre será:

Mi soledad y yo

O bueno:

Nina, mi soledad y yo.

¡No hay más!